932 041 041

es

La actualidad del Grup FGC 

El Blog

Vallter 2000

La leyenda del nacimiento del río Ter

¿Cómo se forman los ríos? En el caso concreto del río Ter, existe una leyenda de Joan Amades que remonta al 1936 que explica, en forma de leyenda mágica, cómo se originó este río que nace en Ulldeter.

Nacimiento del rio ter

 Ulldeter. Nacimiento del río Ter

 

El río Ter nace en los Pirineos, concretamente en Ulldeter, en Setcases, a unos 2.4000 metros de altitud, y atraviesa por las comarcas del Ripollès, Osona, La Selva, Gironès y Baix Empordà hasta que finalmente desemboca en el Mediterráneo. Se encuentra al pie de un antiguo circo glaciar que está delimitado por las cumbres del Grano de Alforfón, el Pico de la Mujer y los Marcos. Pero, conoce la curiosa historia de su origen?

 

La leyenda del nacimiento del río Ter

"Según la leyenda, un verano muy seco, un viejo llamó a la puerta de una cabaña de pastor para pedir agua. El pastor, en vez de guardarsela para él, aunque buena falta le hacía, se la dio con gusto, aunque le había hecho falta ir a muy lejos a buscarla. En recompensa a este acto altruista, el recién llegado le dio una botella de agua inagotable.

 

Un día, el pastor perdió la botella enmedio de una tartera y, como no ha dejado nunca de brotar, este es el origen de las fuentes donde el Ter nace.

 

Esta misma leyenda ha sido también utilizada, según Joan Amades, para explicar el origen del mar: en tiempos antiguos, en el mundo no había ni mar, ni ríos, sólo algunas miserables fuentes que no hacían demasiado servicio. Quienes poseían alguna de estas fuentes estaban muy orgullosos y a veces privaban de su uso a los demás. Pero he aquí que un día, yendo Jesús y San Pedro por el mundo sedientos, llegaron a un pueblo. Llamaron a todas las puertas pidiendo agua, pero nadie les quiso dar. Sólo una pequeña vieja les ofreció tanta como tenía. En agradecimiento, Jesús le regaló una especie de cantimplora, diciéndole que sólo hiciera uso de ella cuando no tuviera agua: entonces brotaría toda la que quisiera.

 

La vieja, que dudaba de la promesa y del poder del artilugio, no le hacía ni caso. Pero un día estaba muy necesitada, porque el rey de su país, que era el dueño de la fuente de donde bebía, sólo daba agua los domingos. Ante la urgencia, decidió abrir la cantimplora. Y ésta comenzó a manar y manar, por lo que no sabía cómo pararla. En poco tiempo la casa, el pueblo y el valle se inundaron, dando lugar a ríos y finalmente al mar.

 

Aquel pueblo tan poco hospitalario fue inundado y quedó sumergido. Sólo se salvó la vieja que, como sabía lo que pasaría, trepó sobre una cima. La cima quedó en medio del mar y todavía lleva el nombre de Trinidad, que era el de la vieja. De la cantimplora, nadie ha sabido nunca nada más, pero se sabe que hasta que alguien no la tape seguirá manando y habrá mares y ríos. "

 

Joan Amades, 1936

 

Ahora que ya conocéis la leyenda, podéis venir a visitar tanto el nacimiento del río Ter como el circo glaciar de Ull de Ter, con el telesilla de Vallter 2000, que además os permitirá contemplar un paisaje único durante su recorrido y desde el punto panorámico "Balcón de la Costa Brava". También podéis aprovechar y descubrir el Refugio de Ulldeter, a 2.220 metros de altitud, que como primer refugio de montaña de España, también tiene toda una historia muy interesante escondida.

Ruta del Ter

Agosto 29, 2019
Otros webs de Grup FGC
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.