932 041 041

Hielo negro, la amenaza invisible

El concepto de ‘hielo negro’ hace referencia a la placa de hielo que se forma en el asfalto cuando las temperaturas descienden. Dado que para el ojo humano es muy difícil de detectar, el hielo negro es un peligro a tener en cuenta cuando conducimos por carreteras propensas a helarse.

 

¿De qué manera se forma el hielo negro?

 

Cuando las temperaturas alcanzan los 0 grados Celsius o inferior, es un clima ideal para que el hielo se pueda crear en las carreteras. Normalmente las calzadas perjudicadas por este fenómeno son carreteras con poco tránsito. Existen varias situaciones donde puede surgir, pero las principales son:

 

  • - El sol cuando derrite la nieve formada durante el día hace humedecer las carreteras. Al caer la noche, la temperatura desciende y el agua se congela formando una capa de hielo transparente.
  • - Los charcos de agua que se forman a partir de la lluvia llegan a congelarse en temperaturas bajas.
  • - La neblina que se forma a causa de la humedad del aire condensado cae sobre la carretera congelándola.

 

¿Cómo detectar el hielo negro?

 

Localizar si hay hielo negro en la carretera es una tarea muy complicada al tratarse de hielo transparente. Una opción inmejorable, pero a la vez inviable es bajarse del coche y comprobar el asfalto. Obviamente es impensable ya que estar parando cada dos por tres para comprobar el estado de la vía nos retrasaría mucho en nuestro viaje.

 

 

Otra opción es prevenir y tomar precauciones cuando circulamos por zonas donde hay una alta probabilidad de que pueda formarse el hielo negro. Las zonas donde acostumbra a haber hielo negro son:

 

  • - Puentes
  • - Pasos a desnivel
  • - Zonas con agua estancada
  • - Zonas ensombrecidas

 

Los expertos también recomiendan fijarse en los vehículos que circulan a nuestro alrededor para detectar con más facilidad las zonas heladas.

 

 

¿Qué hacer si el vehículo pierde el control?

 

 

Si el vehículo comienza a derrapar a causa del hielo negro, evitar usar los frenos y levantar el pie del acelerador suavemente. Agarrar con fuerza el volante y moverlo con delicadeza corrigiendo la dirección del coche sin hacer giros bruscos.

 

 

Cabe destacar que hacer una revisión previa a nuestro vehículo y equiparnos con accesorios óptimos mejoran nuestra seguridad ante situaciones de peligro provocada por bajas temperaturas.

 

Enero 23, 2020
Otros webs de FGC Turisme
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.