932 041 041

Entrevista a Albert Rota Riu, maquinista en Vallter 2000

Hoy hablamos con Albert Rota Riu, uno de los conductores de máquinas pisanieves más jóvenes de Vallter 2000, para que nos cuente en qué consiste su día a día en este trabajo tan apasionante.

 

¡Buenos días, Albert! Gracias por acceder a hacer esta entrevista con nosotros, estamos encantados de conocer más en profundidad tu profesión, un trabajo bien peculiar e intrépido.

 

1. Para empezar, ¿nos podrías explicar en qué consiste tu trabajo y cuál es su objetivo principal?

Nuestro trabajo podríamos decir que es muy similar a diario aunque no del todo, ya que no tenemos dos días iguales. Lo que realmente hacemos es lo contrario de lo que hacen los esquiadores, ya que ellos cuando bajan esquiando, lo que hacen es bajar la nieve y moverla hacia los lados y nosotros durante la noche lo que hacemos es redistribuirla de nuevo hacia el centro y arriba de la pista, tapar los agujeros de las pistas o mover nieve producida y extenderla por la pista. Por lo tanto, podemos decir que hacemos como un "reset" de las pistas.

 

Nuestro trabajo se realiza de noche por lo siguiente: primero, porque de noche con el contra luz de las luces de las máquinas y el blanco de la nieve consigues ver los desperfectos de forma muy precisa. También porque lo que se hace es compactar, y para que quede la nieve bien compactada debe ser de noche, ya que de esta manera con el frío y la poca radiación que hay conseguimos una compactación mucho mejor, y por tanto, más duración de la nieve en las pistas.

 

Por lo tanto, como podéis ver, nuestro trabajo es muy importante hoy en día para asegurar la temporada y que dure lo máximo posible. Por este motivo, un colectivo de Austria, que luego se apropió de una marca de máquinas pisanieves, nos llamaron los héroes de la noche (Helden der Nacht).

 

Para entender mejor nuestro trabajo primero explicaré de qué está compuesta la máquina que utilizamos para realizarla:

- En primer lugar nos encontramos con la pala, que la llevamos delante y la utilizamos para mover la nieve y redistribuirla por la pista y de esta forma anivelarla. A veces podemos encontrar otros accesorios en vez de la pala, como podría ser una fresadora frontal o turbina para poder mover de forma más rápida de fuera hacia dentro la pista la nieve. Otro accesorio característico es la fresa frontal utilizada para realizar las paredes de una half-pipe por los snowparks.

- Después encontramos la máquina, propiamente dicha retrac en los Pirineos, y que viene de uno de los primeros modelos que se llamaba retrac y así se quedó. Esta parte está compuesta por la cabina donde vamos y todos los cristales son lunetas térmicas para que no se nos hiele cuando trabajamos moviendo nieve o en ventisca. Después, tenemos las cadenas indispensables para realizar el trabajo, ya que son las encargadas de ayudarnos a subir y trocear más la nieve. También hay unas máquinas que llevan un accesorio extra como sería las que llevan cabrestante o también dicho treuil / winch. Este accesorio es un cable de acero que nos ayuda en pendientes muy pronunciadas, puede medir hasta unos 1.000 metros y aguantar como máximo una tensión de entre 4 a 4,6 toneladas según el modelo del cable y de cómo de nueva sea la máquina.

- Finalmente tenemos la fresa y los faldones. Esta parte final es la más importante, ya que es la que provoca que la nieve aguante más y que el esquiador no se la lleve de forma tan fácil. La fresa lo que hace es airear, trocear y compactar la nieve. De este modo, logramos mantenerla mucho tiempo en las pistas. Los faldones lo que hacen es dejar el acabado que se puede ver en las pistas a primera hora de la mañana antes de que nadie pase. En la siguiente foto se puede ver el acabado: 

Acabado de la pista. Dibujo que dejan los faldones. 

 

Partes de una máquina pisanieves.

 

2. ¿Cuando decidiste ser conductor de máquinas pisanieves y por qué?

Esto creo que nunca lo decidí, nací entre montañas y esquí. Ya que mi madre tiene la escuela de esquí de Núria y crecí en la otra estación de esquí del Ripollès. Mi tío también llevó máquinas pisanieves y no sé si es que desde pequeño me llamaron mucho la atención estas máquinas o qué fue, pero se convirtió en una de mis principales aficiones y allí donde iba a esquiar si podía las iba a ver o me quedaba hasta las 17h (que normalmente es a la hora que salen) para verlas. También en la familia tenemos relación familiar con la estación de Vallter 2000 ya que mi padre es de Camprodón y su tío había sido director.

 

Por lo tanto, podría decir que lo decidí cuando era muy pequeño y de una afición o hobby se ha convertido en mi trabajo. Incluso el pasado año fui a hacer un curso de maquinista en Italia de la marca Prinoth, para aprender más sobre este trabajo.

 

3. ¿Con qué edad empezaste a trabajar?

Empecé con 21 años, concretamente esta misma temporada y mi último año de universidad. Además, fue curioso, ya que estaba haciendo el Trabajo de Fin de Grado sobre una mejora de nieve artificial de la estación de Vallter2000 y justo aquel verano estuve en Italia formándome por la marca de pisanieves Prinoth en un glaciar. Por lo tanto, puedo decir que fue dicho y hecho, ya que nunca hubiera pensado que justo antes de terminar la carrera y de hacer un curso de las máquinas entrara a trabajar llevando pisanieves y además de la marca Prinoth.

 

4. ¿Cómo es un día de trabajo en la estación de Vallter 2000?

No hay ninguna receta, ya que cada día es distinto. Ya sea porque las condiciones climatológicas han variado respecto al día anterior, por la afluencia de esquiadores o incluso según si ha entrenado o no el club de esquí. Por tanto, no es un trabajo nada rutinario. El turno que solemos hacer es el de madrugada: a partir de las 00:00 hasta antes de abrir pistas. De esta forma, las inclemencias del viento sobre todo o nevadas, no afectan al día siguiente cuando se abran las pistas.

 Acabando la jornada de día con la maquina Prinoth Everest.

 

5. ¿Qué es lo que más te gusta de esta profesión? Y lo que menos?

Lo que más me gusta sobre todo es trabajar con el entorno en el que te encuentras ya que eres un privilegiado, poder ver la salida de sol es impresionante. Pero lo que más me gusta son las noches serenas, no sólo arriba de la montaña, sinó hasta la costa, ya que desde lo alto de la estación puedes llegar a ver todo el golfo de rosas iluminado de punta a punta y eso no tiene precio. Obviamente, algo que me gusta pero este año no hemos podido hacer muy a menudo es mover grandes cantidades de nieve.

Salida del sol desde la parte alta.

 

Lo que menos me gusta o más me molesta es cuando hay poca nieve, no porque tengamos que ir a buscarla en sitios para tapar agujeros, sinó sobre todo porque trabajas muchas horas y muy duro para dejarlo todo impoluto y no dura mucho y es un poco frustrante, esto pasa igual que con el viento. Pero lo que si que nunca me gusta es la niebla ya que te desorientas muy fácilmente.

 

6. ¿A quién recomendarías trabajar como operador de retrac? ¿Qué requisitos debería cumplir?

Recomendaría a gente que fuese esquiadora más que nada porque normalmente saben cómo quieren que queden las pistas y eso hace que sean muy exigentes con ellos mismos. Luego, a gente que le guste mucho la maquinaria y trabajar al aire libre.

 

No hay nada escrito sobre requisitos pero podríamos decir los siguientes: que no tenga sueño por la noche, que no le importe trabajar al aire libre y ensuciarse a veces en el momento de arreglar algo de la máquina, gente muy paciente ya que es un trabajo de paciencia y tranquilidad y finalmente gente que le guste y que tenga vocación, porque sinó entonces lo haces de mala gana y no puede ser.

 

7. Podrías explicarnos la aventura o anécdota más insólita que te haya pasado nunca trabajando?
Mmmm ... No puedo explicar mucho ya que es mi primer año, ahora bien el otro día haciendo las trazas de los telesquís se me fue la máquina ya que encontró un lugar más blando y eso hizo que marchara de lado un trozo. Otro día de mucho viento en la zona de abajo, es decir la zona de los debutantes, estábamos haciendo las pasadas pertinentes un compañero más vetarano y yo y de golpe no vi nada y me avisó porque vio que me había ido a la otra punta de la pista por la poca visibilidad.


8. Cuando la temporada de invierno termina, ¿qué haces?
Depende del año aunque normalmente no varía mucho. Normalmente estoy con un compañero que tiene maquinaria agrícola y llevo tractores o sino el otro trabajo que he hecho un verano y al que volvería fue con una empresa de construcción y servicios. Y con ellos realizábamos nuevas instalaciones de nieve producida (artificial).

 

Gracias por tu tiempo y por explicarnos cómo es tu día a día como operador de máquinas pisanieves. ¡Hasta pronto!

Marzo 14, 2019
Otros webs de FGC Turisme
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.