932 041 041


Su día a día antes del confinamiento era levantarse a las séis, hacer el almuerzo por toda la gente que ha pasado la noche en el refugio, preparar las habitaciones y la cena si hay más reservas... El bar está abierto durante todo el día y siempre encontraréis en uno de ellos o a Jaume, que también trabaja al refugio. Los ratos libres que se turnan los aprovechan para ir a esquiar a Vallter, a hacer algúna canal, a andar, a hacer esquí de montaña...



Ahora están confinados en su casa de La Canyaa, en el pueblo de Sant Joan les Fonts con su hija de 7 años. Hemos hablado con Guillem "Willi" porque nos explique como está yendo la experiencia.

 


 

ENTREVISTA A GUILLEM FERNÁNDEZ (WILLI) - REFUGIO ULLDETER



¿Cuando se dio la orden de confinamiento donde estabas y como te afectó? ¿Como ha afectado al servicio que da el refugio Ulldeter?

Nos cogió el 14 de marzo que estábamos al refugio y teníamos unas cuántas reservas de grupos por el fin de semana. Pero al final la misma Federación ya dijo que se tenían que cerrar refugios y anular todas las actividades, y acabamos cerrando aquel mismo sábado.


Desde entonces nuestro día a día ha sido quedarnos a casa y salir solo para ir a comprar cada cuatro días. Hasta la semana pasada, que ya permitieron que la gente vuelva a trabajar y ahora nos turnamos para subir al refugio para hacer trabajo de mantenimiento: barnizar el suelo, pulir la madera... Lo que hacemos cada primavera antes del verano.

 



Debes de estar acostumbrado a quitarte a menudo y estar rodeado de natura y montañas. ¿Cómo estás llevándolo cerrado en casa? ¿Has encontrado nuevas maneras de continuar haciendo el que te gusta?

Ufff!! La verdad es que se nos está haciendo muy largo. Yo que soy una persona que hago deporte cada día pues ahora me estoy comiendo las uñas, aunque puedo hacer cosas en el garaje, subiendo escaleras, haciendo abdominales... Sirve para matar el nervio, pero son muchas horas en casa día tras día, además con la niña que por suerte se está llevando muy bien.

 


Al final te aburres de todo, yo he pintado toda la escala que son tres pisos, arreglando cosillas que había en la cocina... Y aun así para mí que soy un “minairó” que no me puedo estar quieto, se me está haciendo muy largo porque además hemos hecho un confinamiento bastante serio, como tiene que ser. Por suerte ahora ya podemos subir a trabajar y es otra cosa, poder pasar la noche en el refugio y estar trabajando se agradece.

 

El confinamiento con hijos es muy diferente, como lo estáis llevando?
Con la niña pudimos salir domingo y vimos todo el caos que había debajo de casa, con una aglomeración de gente, charlando y sin respetar las distancias... Nosotros nos turnamos con Elisenda para salir con la niña y nos alejamos un poco del barrio para no encontrarnos con nadie y no tener la tentación esta de pararte a hablar con la gente ni nada.



Al final para una niña de 7 años es difícil todo esto, no acaba de entender por qué no se puede acercar a jugar con los otros niños y todo el día diciéndole esto no se puede hacer, esto tampoco... Pero se está portando muy bien y miramos de tenerla entretenida, saltar a la comba para que haga ejercicio...



Emocionalmente, cómo has vivido esta finalización repentina de la temporada?


Buff, no sé que decirte. La verdad que ha sido una sacudida así de repente, yo todavía me lo he tomado bastante bien porque el refugio más o menos funciona bien a nivel económico y pensamos que serían unos meses, podemos salir de esta. Ahora, si esto se alarga y no podemos trabajar en verano sí que empezaremos a sufrir.

 

También se empieza a oír que querrán que en verano se abran los refugios de una manera super extraña, con muchas restricciones de aforo limitado, de mascarillas, con guantes... La gente no querrá entrar a hacer una cervecita con estas condiciones. Será un verano curioso creo.


 


¿Qué consejos o darías a los que como tú extrañan mucho las montañas?
Pues yo estoy muy contento de trabajar al refugio porque hoy mismo que me he quedado a dormir al refugio, no he visto a nadie y aquí no está llegando gente en la montaña, parece que están haciendo muy bien el confinamiento.

Solo hay un consejo que puedo dar a los que tengan ganas de subir a la montaña; paciencia y matar el nervio de alguna manera para aguantar este estrés de salir a hacer cosas. Porque me parece que todavía tardaremos a salir, y cuando lo hagamos tendrá que ser en solitario. Si quieres salir a la montaña con amigos me parece que todavía no será posible, así que paciencia y a hacer bondad. No queda más.




¿Qué receta de las que hacías al refugio recomiendas para hacer más soportable el confinamiento?

Buaa estoy cocinando muchísimo en casa, me gusta mucho cocinar. Ahora me estoy aficionando a los postres, haciendo muchos brownies, probando recetas con chocolate para hacer bombones... Está brutal.


Pero un plato típico de cuchara que hacemos en el refugio serían las lentejas, con la receta de mi madre. Se ponen a hervir directamente la patata y la zanahoria cortadas pequeñas, unos 100 g de lentejas por persona y le añado chorizo, tocino y si puedo un poco de morcilla. Se pone a cocer todo esto junto tapando y dejándolo a fuego lento y cuando ya están hechas las lentejas, por otro lado corto cebolla, la sofrío hasta caramelizarla y cuando ya está pochada le pongo bastante pimentón de la vera, y acabas de sofreír. Esto lo añado a las lentejas, dejo que haga un poco de xup xup y ya está. ¡Quedan muy buenas!

 

Mayo 04, 2020
Otros webs de FGC Turisme
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.