932 041 041

Actualidad 

Noticias

Éxito rotundo de voluntariado ambiental en el Pirineo catalán

Compartir este evento
Tags: Pallars, boscos de muntanya

El Proyecto "Boscos de Muntanya" supera todas las previsiones y acoge más 500 voluntarios en las 22 semanas de trabajo al bosque. La entidad pide a las instituciones que se impliquen a fondo en la acción medioambiental para garantizar el futuro de los ecosistemas de montaña.

El Proyecto Boscos de Muntanya, la entidad líder en voluntariado ambiental en Cataluña, ha reunido hasta 546 voluntarios (entre los cuales, 112 jóvenes) en la campaña de verano de este año, que ha tenido lugar en las comarcas del Pallars Sobirà (Esterri de Cardós, Macizo del Orri y Valls de Àneu – Parque Natural de l'Alt Pirineu) y del Ripollès (Parque Natural de las Cabeceras del Ter y el Freser)En 22 semanas, y guiados en todo momento por técnicos y profesionales de la natura y del medio ambiente, los participantes han llevado a cabo cerca de 28.000 horas de voluntariado en trabajos de recuperación y cura de los bosques. El estímulo de la economía circular rural a partir de la ganadería, la prevención de incendios y la protección del hábitat de especies locales han sido los tres grandes esos de acción.

 

 

La intervención en 50.000m2 de terreno ha generado más de 100 toneladas de madera con el sello PEFC de gestión forestal sostenible. También se han recuperado cinco kilómetros de caminos ganaderos tradicionales y 15.000 m2 de pastos, y se han restaurado varios tramos de muros de piedra seca. A la vez, los voluntarios han instalado dos abrevaderos de madera para el ganado y han construido dos miradores con madera propia.

 

 


 

“Aprender a convivir con los bosques”.

 

El director del proyecto, Andreu González, ha valorado muy positivamente la campaña 2019 y hace un llamamiento a las instituciones porque se comprometan con la protección medioambiental: “Vemos que la ciudadanía tiene muchas ganas de implicarse en los retos ambientales que tenemos como sociedad, como el riesgo de incendios, la emergencia climática y la pérdida de paisajes y de biodiversidad, pero tanto la Generalitat como los ayuntamientos y las diputaciones todavía no destinan suficientes recursos”. Después de 13 años de crecimiento continuo, los organizadores destacan haber conseguido “articular un modelo de participación ciudadana estable, autónomo y sostenible, en que el 70% de los ingresos proviene de fondos propios, como las aportaciones de socios y donantes y el valor del trabajo hecho a la montaña”. Según González, el Proyecto Boscos de Muntanya “demuestra que es posible implicar la ciudadanía en los retos de las zonas rurales y posar las personas al centro de un nuevo paradigma de relación con el ecosistema.”

 


El Proyecto Bosques de Montaña ha sido reconocido como una de las 60 tendencias y experiencias innovadoras de voluntariado en España, y una de las cuatro exclusivamente ambientales. El estudio, elaborado por la Fundación Telefónica, destaca el vínculo de la entidad con la población local y la tarea de difusión de la importancia de proteger el patrimonio medioambiental y cultural del paisaje de montaña catalán.

 

 

Un futuro prometedor. De cara a la edición 2020, la entidad se marca como objetivo llegar a los 700 voluntarios y ampliar las estancias de adolescentes, un sector de población muy receptivo y a la vez clave para garantizar la incidencia del trabajo al bosque a largo plazo. El Proyecto Boscos de Muntanya se compromete a continuar trabajando con los vecinos y vecinas, ganaderos y el resto de profesionales de los valles y montañas donde actúa, y valora ampliar su presencia en el territorio a lo largo del año que viene.

Éxito rotundo de voluntariado ambiental en el Pirineo catalán
Otros webs de FGC Turisme
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.