932 041 041

"Casarte en el Monasterio de Montserrat impresiona mucho": La boda de Carmen y Jaume

Montserrat es uno de los rincones más especiales para celebrar uno de los días más importantes de tu vida. Si eres un amante de la montaña y la naturaleza, y te gusta Montserrat, es un lugar ideal para casarte.

 

Es el caso de Carmen y Jaume que se casaron en 1975 en Montserrat. 45 años después, hemos hablado con ella, para que nos explique cómo fue su boda en un monasterio y con mucha historia.

 

Cuéntanos la historia. ¿Cómo os conocisteis?

Los dos éramos de toda la vida de Monistrol de Montserrat. Íbamos al mismo colegio y vivíamos en la misma calle. Hacía muchos años que nos conocíamos.

 


¿Por qué escogisteis Montserrat? ¿Hay alguna historia detrás?

Elegimos a Montserrat porque que mis suegros trabajaban en Montserrat y tenían mucha amistad con un cura. Había venido aquí a casa y fue él quien nos casó. Cuando decidimos casarnos dijimos: "lo hacemos en Montserrat" para que nos pueda casar él. También trabajaba un hermano de mi suegra, la Lolita. Ya se conocían con la familia de hacía muchos años. Y decidimos hacerlo en Montserrat por este motivo, para que nos casara él.

 

Tuvimos que pedir cita para casarnos un año antes. Queríamos casarnos al altar Mayor con la escolanía, pero no pudo ser porque ya estaba todo el año lleno. Entonces, nos casamos en el altar mayor, pero después de que cantara la escolanía. Nos pusieron música, pero la escolanía ya no estaba cantando en la misa. Normalmente, haces la boda y la escolanía canta al final del acto del matrimonio. Pero, nosotros hicimos la boda justo después de cantar la escolanía, porque solo canta una vez.

 

 

¿Hay alguna restricción para casarte en Montserrat o lo puede hacer cualquiera?

Ahora no sé si habrá cambiado, pero en aquellos momentos, que se casaba mucha gente, tenías que solicitarlo con mucha antelación. Ya te digo, nosotros pedimos cita un año antes y ya no pudimos casarnos con la escolanía. Se puede casar cualquiera, sea de los pueblos de alrededor o no, pero solicitándolo mucho tiempo antes. Quizás ahora ha cambiado porque no hay tantas bodas.

 

Además, si no te quieres casar a la alta mayor, también puedes casarte en el camaril, que le dicen. Se trata de la iglesia pequeña que hay detrás de la Virgen, donde ves la Virgen de espalda. En cambio, si estás en el altar mayor, la ves de cara. Ahora también hacen bodas por la tarde, que antes no se hacía, solo se hacían por la mañana.

 

 

¿Cómo fue la experiencia?

Muy bonito. Siempre es muy bonito, lo único que no fue bien fue la lluvia. El día que nos casamos nosotros, llovía muchísimo. Llovió mucho ese día, y no tenemos imágenes bonitas con la montaña porque la niebla la tapaba. Montserrat estaba todo nublado.

 

El convite no lo hicimos en Montserrat, porque el restaurante estaba muy bien y comías de calidad, pero en aquella época una vez terminaba la comida no había fiesta, hacías el banquete y la tertulia, pero no hacían bailes. Ahora sí, ahora se hace todo, pero entonces no. Y por ello, decidimos hacerlo en las piscinas de Collbató, que hacían muchas bodas. Hizo una tormenta impresionante, fue un día de lluvia. Todo lleno de charcos, con el vestido de novia... Pero a pesar de todo, fue un día muy bonito.

 

¿Vas a menudo en el Monasterio desde entonces?

No. Trabajé durante 27 años dentro del convento y en hospedería. Pero desde que no trabajo, ya no subo tanto.

 

¿Cómo ha ido cambiando Montserrat desde que te casaste?

Muchísimo. Entre las obras que han hecho, y la gente, que antes conocía a todo el mundo, poco o mucho, pero los acabas conociendo a todos. De los que trabajábamos antes no creo que quede nadie. Cuando me casé todavía no trabajaba en Montserrat y subíamos una vez al año. Pero luego, al trabajar cada día durante 27 años, ves más el cambio. Y ahora, ya hace 3 o 4 años que no voy pero debe haber cambiado más aún.

 

Antes los agricultores estaban a la entrada de la iglesia y hacían Frankfurts, imagínate cómo ha ido cambiando todo. También, el Cremallera ha dado mucha vida. Ahora hay mucha más gente. Ha dado muchos cambios, todo para bien, porque habrá ayudado a que se conozca más el Monasterio y en la economía.

 


Por último, ¿recomendarías a las parejas casarse en Montserrat?

Sí. A quién le gusta estas cosas, es muy recomendable, sobre todo para las personas que son muy de Montserrat, es muy bonito. El altar mayor impresiona, estás allí con la escolanía y la montaña tan cerca que impresiona mucho. 

 

Mayo 18, 2020
Otros webs de FGC Turisme
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.