932 041 041

es

L'actualitat del Grup FGC 

El Blog

La experiencia vivida en la IV Cursa OLLA NÚRIA 2010

(visión de un corredor popular) No falla! 48h. después ya estamos otra vez igual, aquellos inconfundibles pinchazos en las piernas, señal de un esfuerzo muscular descomunal; y eso que esta vez he intentado hacer una recuperación activa, aplicación de cremitas varias y demás inventos; pero son imposibles de evitar. En el fondo son necesarias: Sí, sí, ya está bien que haya una parte del organismo que intente hacer perdurar al máximo las emociones vividas, que nos recuerde que el Domingo fué un dia grande. El dia de la 4ª Edición de la Cursa de l’Olla a Vall de Núria, en la que corredores, organización, colaboradores..... cada uno tiene un reto e intenta superarse. Yo como corredor y trabajador de Vall de Núria me parece que lo conseguimos cada año. Este año he salido mentalizado de que 21 Km de montaña con 1900 mts de desnivel positivo se hacen largos y para ir bien, hay que levantar el pié del acelerador en la subida al Ortigar parar evitar que te pase factura más adelante. Quizás es una de las imágenes más características de esta carrera, cuando ves la larga hilera que sube en línea recta hacia la cima por un fuerte pendiente, muy fuerte a veces; que sino lo conoces bien, puede desmoralizar al más valiente. Tramos en los que casi hay que ir a cuatro patas, que levantas la cabeza para ver donde está el primero y el cuello te hace tope en la nuca; pendiente y más pendiente... es curioso somos 450 corredores y corredoras y hay un silencio estraño roto por los resoplidos de cada uno, de hecho es el lenguaje de comunicación en estos momentos: los hay que resoplan mucho, los hay que menos, los hay acelerados , los hay pausados, etc. para mí la cosa no va mal, ya que llevo el mismo tiempo que el año pasado y menos resoplos, buena señal. Ya esta hecho el Ortigar! se que detrás de esta loma encontraré la cima del Puigmal (2.913 mts) miro el pulsómetro y me suben las pulsaciones, y eso que no sé cuantas veces lo he subido ya; pero es que cuando llegas a la cima es uno de los momentos más emocionantes; está lleno de gente , todos gritan, animan, hacen sonar las campanas, amigos que te animan, desconocidos que te dan coraje ... se me pone el corazón a tope y hago el repecho final casi al esprint de la emoción que me invade y como agradecimiento a todos ellos. Ahora estamos en la segunda parte de la carrera donde nos mantendremos por encima de los 2700 mts buena parte del tiempo que queda, pero subiendo y bajando constantemente, es bastante rompepiernas. Es momento de estrategias, cada uno aprovecha sus cualidades, aprieto en las bajadas adelantando gente que después me pasa en las subidas. Pico de Segre, Finestrelles, Eina, Noufonts, Noucreus... no se acaba nunca! cimas y más cimas, arriba y abajo sin parar haciendo hervir la olla. De golpe entro en la tercera y última fase de una carrera: el cuerpo se satura de tanto esfuerzo y envia las primeras señales de alarma a base de calambres musculares aquí es donde termina la fase de la estrategia y empieza la fase de la supervivencia. Me queda el último tramo, subir a Fontnegra y el descenso final. La idea era bajar de las 4 horas , hasta ahora estaba seguro que lo haria, pero con la llegada de los calambres todo canmbia y empiezo a dudar de mi mismo. Es el momento de la fuerza psicologica, la que nunca entrenamos pero nos ayuda en estos instantes. Pienso en la família que me espera en meta, en los amigos. Un descenso trepidante de casi 800 mts de desnivel con tramos muy técnicos. Me duele todo! pero me falta poco, ya paso por el albergue; a pesar de que me adelantan 5 corredores en la maldita vuelta final al lago, llego a meta, cojo a mi peque y nos vamos juntos a fichar el control de llegada. Ya está! he conseguido rebajar unos 10 min de el año pasado, es un momento de felicidad, de hacer fotos con la família, amigos, compañeros, comentar la jugada con otros corredores, hidratarse, comer, no falta de nada, hasta hacemos la cerveza de rigor. Ahora es el momento de asimilar el esfuerzo hecho, el paisaje degustado, recordar los momentos eufóricos.... y por si a caso la memoria tiende a olvidar no sufraís que ya tenemos las agujetas que nos garantizan un buen recuerdo. Por: David Codony (guía de montaña titulado de Vall de Núria)
Enero 07, 2013
Otros webs de Grup FGC
© Grup FGC 2015 / Atención al cliente: 932 041 041 /
Top
x
Mis reservas
Introduzca el número de localizador y el e-mail para consultar su reserva y poder cancelarla o modificarla.